Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Requisitos para la alta costura

Siempre me ha llamado la atención la elaboración artesanal de cualquier tipo (la edición de imágenes digitales también lo es para mí ya que requiere horas de trabajo y perfeccionismo o atención al detalle).
Los requisitos que en Paris se exigen para denominar una casa de alta costura son sorprendentes por su regulacion. La historia que los precede también me resulta fascinante.

Os dejo el resumen, con sus curiosos comentarios escrito en 2006,  de : http://megustalamoda.blogspot.com/2006/02/lo-que-me-quedaba-por-subir-de-alta.html

Comenzamos con el inglés, Charles Frederick Worth (1825-1895), quien pone las bases de la Haute Couture, con su propia casa de moda en el número 7 de la rue de la Paix. Como era habitual en aquella época, diseñaba en exclusiva para sus clientas, entre las que se encontraban Eugenia de Montijo, mujer de Napoleón III de Francia, y la Emperatriz Elisabeth Sissi de Austria, y grandes actrices del momento como Sarah Bernhardt. Fue el primer modisto en firmar sus creaciones, el primero en hacer colecciones periódicas para cada temporada, y el primero en contratar modelos para presentar a sus clientas estas colecciones.

Cambió la forma de vender sus creaciones y fue uno de los más presentes en las revistas de moda y en las cortes de Europa, hasta el punto de llegar a ser reconocido por  todo el mundo como el "padre de la Alta Costura".

Uno de sus hijos, Gaston Worth,  junto con otros diseñadores preeminentes de la época creó en 1868 la llamada en su momento Cámara Sindical de la Confección y de la Costura para Damas y Señoritas, comúnmente conocida como Cámara Sindical de la Alta Costura . Su objetivo principal era poner freno a la venta de copias de sus vestidos, aunque la Cámara Sindical también estipulaba los criterios que hacen de un diseñador un "couturier", establece el calendario de las temporadas para presentar las colecciones y organiza un registro de los diseños.

En cuanto a la diferencia entre un couturier y un creador o diseñador de moda, ésta se deber a que el término couturier es una denominación jurídica protegida, de la que sólo pueden servirse las empresas que figuran en la lista establecida anualmente por una comisión particular del Ministerio de Industria francés. Los requisitos para ser considerado couturier, y no sólo diseñador de moda, se establecieron por la Cámara Sindical en 1945, y fueron actualizados por la Federación en 1992.

REQUISITOS:

1. Presentar dos veces al año en París, una colección de un mínimo de 50 salidas entre trajes de día y de noche cada una. En enero se presentan las colección de la temporada otoño-invierno, y en junio las de la temporada primavera-verano. Estas presentaciones generalmente se llevan a cabo en los más prestigiosos hoteles parisinos como el Intercontinental, el Ritz, el Grand Hôtel y en ocasiones en las nuevas salas del Carrousel del Louvre que acoge casi siempre al prêt-à-porter, o en edificios emblemáticos de la ciudad.

2. Las casas de moda deben emplear en sus talleres a un mínimo 20 operarios de planta. Por eso es importante no confundir las cosas, como le pasó a Rosa Villacastín, cuando, dando la noticia de que Yves Saint Laurent dejaba la Alta Costura (que no la dejó él, sino el Grupo Gucci tras comprar su firma) va y dice, "Fíjate, es que sólo tenía un taller de 30 personas", como si 30 personas fueran pocas para hacer 100 o 200 trajes al año.

3. Cada uno de los trajes de la colección debe estar confeccionado exclusivamente a mano.

4. Cada pieza debe suponer entre 100 y 1.000 horas de trabajo artesanal de bordados, joyería, bisutería o pasamanería, que casi siempre es elaborada en la casa Lesage de París. También está permitido confeccionar las los tejidos en comunidades artesanales de países del Tercer Mundo.

5. Cada modelo debe fabricarse inicialmente en muselina, lino o algodón con el fin de no desperdiciar las telas con las que se confeccionará el modelo final.

6. Las casas fabricantes de telas deben garantizar exclusividad a los diseñadores que las compren, so pena de ser demandadas.

7. Se deben hacer como mínimo tres pruebas antes de entregar el traje a la compradora para garantizar la perfección en los acabados.

8. La costurera o sastre que comienza la elaboración del traje desde el boceto, es quien debe terminarlo.

9. Su precio debe estar entre los 16.000 y los 60.000 euros.

10. Los couturiers deben garantizarle a la compradora que de su traje existirán como máximo tres modelos: el que fue presentada en el desfile, el que es adapatado a su medida, y el que el creador guarda en su archivo o colección personal (esta última es optativa). No tengo muy claro si está norma es un requisito muy estricto, porque creo recordar una entrevista en la Oscar de la Renta presumía, cuando era el diseñador de la colección de alta costura de Balmain, que había vendido el mismo traje de novia de una de sus colecciones a tres mujeres. Por otro lado, si compras el que ha llevado la modelo en el desfile te hacen una rebaja del 40%, según tengo entendido.

De todas formas, y a pesar de estas reglas, que creo que son flexibles visto lo visto, también es cierto que, independientemente de que se haya presentando en un desfile de Alta Costura o no, siempre existe la posibilidad de acudir a algunas firmas, como Versace, a que te diseñen un traje de baño en exclusiva si te apetece y te lo puedes permitir.

Así que una cosa es la "denominación de origen" Alta Costura de París, que es esto que he explicado; otra es el calificativo "Alta Costura", muy mal usado en ocasiones, por ejemplo cuando un diseñador hace una colección toda de trajes de noche; y otra que vayas a Pertegaz, que ni organiza desfiles ni nada, y le encargues un traje de día o de noche, o de novia, o un abrigo en exclusiva para tí. Te puede costar 600.000 euros, pero es un vestido que heredara tu nieta, con el que arrasarás vayas donde vayas, y que vale, por diseño, trabajo, tela y exclusividad, lo que pagues, y que bien puede llamarse Alta Costura.

La dificultad para cumplir todas estas condiciones, los costes que supone hacer un solo traje con estas características, y los cambios en las maneras de producir y consumir moda han hecho que este negocio ya no sea lo importante que fue hasta hace menos de cuarenta años. En 1946 existían 106 casas de Alta Costura, en 1952 eran 60, en 1997 quedaban 18 y hoy en el mundo solamente son 10: Adeline André, Dominique Sirop, Emmanuel Ungaro, Frank Sorbier, Jean Paul Gaultier, Jean-Louis Scherrer, Chanel, Christian Dior, Christian Lacroix, Givenchy. Valentino y Armani como miembros extranjeros, son italianos. Además de las que cada temporada son invitadas por la Cámara a presentar colecciones, pero no han entrado oficialmente a su lista, este año han sido: Anne Valerie Hash, Christophe Josse, Elie Saab, Felipe Oliveira Baptista, Maurizio Galante, On aura tout vu.

1 comentario:

  1. Me ha encantado estas caracteristicas , muchisimas gracias.
    Gerardo Vergara

    ResponderEliminar